CÓMO CUIDAR TUS JOYAS

CÓMO CUIDAR TUS JOYAS

Hoy os traemos un artículo con los cuidados necesarios para las joyas que más valoras. Ya sean de ámbar, oro o plata.

CUIDADOS DE LAS JOYAS

Si ya eres una afortunada que tienes en tu poder una de nuestras piezas de LAVA from earth, debes leer este artículo con detalle, para que tu joya tenga una duración más larga y en mejores condiciones.

Las joyas son para toda la vida, pero eso es así siempre que las cuidemos de la manera apropiada, y hagamos que las revisen al menos una vez al año, en una joyería de confianza. Especialmente si llevan engastadas gemas de gran valor, que pueden haberse aflojado y corremos el riesgo de que se suelten.

Nuestros artículos están fabricados con materiales naturales, sin embargo, muchas veces éstos son tratados de diferentes maneras, lo que en cada caso puede requerir una forma específica para su mantenimiento.
Las joyas difieren en sus cuidados según contengan oro, plata, chapado en oro o gemas y piedras preciosas. Y dentro de las gemas, según su composición su cuidado también difiere.
Aquí te damos únicamente unas pautas básicas para el cuidado y limpieza de tus joyas de oro y plata con  o sin gemas:

CUIDADOS GENERALES DE ORO Y PLATA CON GEMAS

– Evita almacenar las joyas todas juntas en un mismo lugar sin separar, para evitar que se rayen. Lo mejor es un joyero o caja con compartimentos separados, con las cadenas cerradas y en plano para evitar nudos.
– La humedad provoca la oxidación y el oscurecimiento de la plata. La mayoría de nuestras piezas de plata, al ser artesanales no llevan un baño de rodio o de plata fina, por lo que se oscurecen más rápidamente. Envuélvelas en un papel suave para que no cojan humedad y se mantengan de su color más tiempo.

–  Para limpiarlas, pásales una gamuza o un papel suave con cuidado. Se pueden limpiar con un jabón (no detergente) y cepillo suave, en agua tibia. Luego deben secarse muy bien con un paño suave o gamuza que no las raye, o con secador.
– Consulta con un experto antes de pasar el cepillo por encima de una gema, o perla, ya que muchas se rayan fácilmente. Los limpiadores químicos no son aconsejables en todo tipo de gemas.
– Evita ponerte colonia, perfume, cremas y repelentes de insectos con las joyas puestas, ya que pierden brillo o color.
– Es preferible no realizar deporte con las joyas, ya que el ácido del sudor también las estropea. Tampoco es aconsejable utilizarlas para ducharse o bañarse en el mar y piscina.
– Los cambios bruscos de temperatura no son aconsejables. Algunas como las gemas orgánicas (perlas, coral, etc.) se dañan con fuentes directas de luz y calor.

CHAPADO EN ORO

– El roce de las joyas chapadas en oro con la piel o la ropa, hace que la capa se vaya desgastando. Es por ello que algunas pueden perder la pátina mucho más rápido que otras (ej. Los anillos). El PH de la piel también influye en la duración del chapado, pudiendo acelerar su desgaste.
– Lo mejor es guardarlas y limpiarlas de la misma manera que la plata o el oro, aunque mejor si se evita mojarlas, y en ese caso, máximo un minuto en remojo, procediendo a su secado aún con mayor esmero si cabe.
– En cualquier caso, si el chapado en oro queda muy decolorado por el uso prolongado de la joya, puedes solicitar a tu joyero de confianza que le vuelva a dar un baño de oro.

cuidados necesarios para joyas

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Pulsa aquí para ver nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies